Archivo de la etiqueta: tipos

¿Qué conocemos por inversión?

Inversion-general-en-salud

La inversión es una palabra que se utiliza mucho pero no todos saben lo que significa. En el ámbito económico, hace referencia al ahorro. El término es acuñado principalmente en el campo de las finanzas, de la macroeconomía y en la gestión empresarial. En el contexto empresarial, la inversión se torna en un acto por el cual se invierten ciertos bien con el objetivo de obtener unos beneficios (ingresos o rentas) en un futuro. La inversión se sirve de los capitales (de cualquier negocio) para incrementarlos en un plazo de tiempo. De esta forma, el consumo actual y asegurado se deja a un lado para arriesgarse a obtener más beneficios en el tiempo. Si establecemos la definición desde el ámbito financiero, podríamos decir que la inversión resulta de la colocación de los recursos disponibles en títulos, valores u otros documentos financieros, a cargo de terceras personas. El objetivo de tal acción es aumentar los excedentes a través de parámetros como el rendimiento, los intereses, dividendos, variaciones de mercado, etc…

Si enfocamos el término desde un punto de vista más global, habría que acuñar la inversión como toda materialización de medios financieros en bienes que solo serán usados en un proceso productivo, ya sea de una empresa o una unidad económica. Esta materialización comprenderá la adquisición de bienes de equipo, materias primas, servicios, y un largo etcétera. En cambio, si enfocamos el término de inversión desde un punto de vista más estricto, habría que simplificar la definición a un “desembolso de recursos financieros, que se destina a la adquisición de instrumentos de producción”. Se presume que dichos instrumentos serán utilizados por la empresa durante diversos períodos económicos.

La inversión puede ser pública o privada. La inversión privada se conforma de tres factores concretos:

  • Rendimiento esperado: sea positivo o negativo, es el resultado de la inversión (rentabilidad)
  • Riesgo aceptado: cuando se lleva a cabo una inversión, hay que hacer frente a una incertidumbre, pues los resultados positivos no están garantizados. El rendimiento real se mantiene desconocido hasta el final de la inversión.
  • Horizonte temporal: es el período de tiempo de duración de la inversión. Puede ser a corto, medio o largo plazo.

Dentro de cada inversión, se puede establecer una clasificación en base a ciertos criterios:

– Según sea el objeto de las inversiones, las inversiones podrán ser sobre equipo industrial, materias primas, equipos de transporte…

– Según la función dentro de una empresa, las inversiones serán:

  • De renovación: están enfocadas a la sustitución del equipo utilizado. Son muchos los factores que provocan que el equipo quede en desuso, como daños físicos, técnicos, obsolescencia…
  • De expansión: la inversión que se lleva a cabo tiene puesta sus miras en la expansión: aumentar el mercado potencial de la empresa. A través de esta inversión, se crean nuevos productos o se captan nuevos mercados geográficos.
  • De mejora o modernización: Normalmente están destinadas a mejorar la situación concreta de una empresa en el mercado. Para ello se suele realizar una reducción de costes de fabricación, o se aumenta la calidad del producto.
  • Estratégicas: su objetivo es reducir los riesgos que se derivan del incipiente avance tecnológico, además del comportamiento de la competencia.

– Según sea el sujeto que realiza la función, podrá ser pública o privada.