Archivo de la categoría: Inversiones

Invertir en oro sigue siendo un valor seguro

En los tiempos de crisis como el que vivimos el oro se convierte en el “refugio de muchos inversores” gracias a su rápida revalorización. Este metal precioso es en cada uno de los momentos difíciles de la economía el refugio universal de los inversores. Si andamos escasos de fondos, este metal puede ayudarnos a conseguir algo de dinero.

Esta tendencia afecta a todos los extractos de la sociedad, sin distinción: este metal precioso es la salida transitoria que asegura no perder el valor de nuestras inversiones. Esta “fiebre del oro” unida a la crisis económica ha creado miles de empresas donde uno puede vender oro y conseguir dinero de forma rápida y sencilla. Pero siempre hay que ir prevenido para evitar sustos mayores. Estas son algunas indicaciones a tener en cuenta.

Por qué el oro es un valor seguro

El oro es un refugio natural. El valor del oro, contrariamente a otras inversiones, no está ligado a un emisor que puede quebrar. Por eso el oro se ha convertido en refugio para los ahorristas europeos y estadounidenses. Los inversores han redescubierto el único tipo de activo realmente seguro. El metal dorado se ha convertido en uno de los depósitos de valor más importantes frente a la incertidumbre.

En algunos casos la venta de oro se ha convertido en una forma de salir de la crisis. El oro conserva su valor a lo largo del tiempo, bien en bruto o bien en joyas que pueden ser reutilizadas. Este valor del oro es el que es obtenido de estos objetos y es pagado a sus propietarios.

Qué necesitamos conocer

Este metal se vende al peso, pero no es el único factor a tener en cuenta: la pureza también es importante. Un oro 100% puro tiene 24 quilates. Para saber el precio de venta hay que informarse en el BCE Europeo. Y, recordad, que cuánto más pesada sea la pieza, más dinero obtendremos.

  • Saber cuánto ganar

Hay que restarle el margen de ganancia del vendedor, que está entre el 15% y el 20%.

  • Cuánto pesa nuestra pieza

Parece obvio, pero muchos comerciantes no muestran el peso de la pieza que vamos a vender. Protegidos tras un cristal, los dependientes hacen su trabajo. Lo mejor es no perder de vista al vendedor y preguntar ante cualquier duda que tengamos.

Evitar que nos den gato por liebre

No es oro todo lo que reluce: si queremos evitar susto, debemos comprobar primero el precio del oro. También el lugar donde vamos a venderlo: detalles como tener los utensilios para tasar las piezas a la vista o que la báscula tenga las marcas correspondientes parecen cosas obvias, pero muchas veces no reparamos en ello.

Para ello, podemos recurrir a un tasador particular, para nuestra tranquilidad. Recordad que lo importante es el peso y su pureza: en tiempos de desconfianza económica e inestabilidad económica es la única inversión segura.

DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA